Verso por Astronomía. Raúl Bustos Armijo

 

 

Raúl Bustos Armijo es un cantor a lo poeta oriundo de la comuna de San Pedro de Melipilla, al suroeste de la Región Metropolitana de Chile. Nacido en 1931, nos cuenta que a la edad de siete años escuchó este verso por primera vez de boca de un cantor amigo de su padre, y que luego habría de heredarlo en un cuaderno junto a varios versos más.

foto cantor

Hijo de Alejandro Bustos, cantor a lo divino, y también nieto y bisnieto de cantores, don Raúl nos cuenta que sus antepasados aprendieron el canto en las Haciendas de Bucalemu y El Convento desde donde, bajo la administración jesuíta, se desarrolló un sostenido proceso evangelizatorio en gran parte de Chile Central. Don Raúl, como muchos cantores de esta zona, se declara heredero directo de las enseñanzas espirituales de esta congregación.

El verso aquí presentado es llamado por don Raúl “Verso por Astronomía”, y en mi opinión se relaciona con el fundamento de “Creación” pues narra el origen del universo, razón por la cual también podría llevar el nombre de “Verso por Creación”, “Verso por Formación” o “Verso por Nacimiento Alto” entre otros.

En este registro don Raúl no canta la cuarta décima del verso, pasando del tercer pie directamente a la despedida.

El registro de audio fue realizado en el mes de Octubre del 2018 en la comuna de Melipilla.

A continuación una transcripción de la entonación utilizada y del verso cantado por don Raúl:

entonación

Verso por Astronomía

Nació el sol en la alta esfera
en la más elevada altura
hay que lindo y hermosura
al verlo en la cordillera.
Él viene con su carrera
muy veloz y muy violento
los planetas muy atentos
le forman luminación
al compás del galardón
formó Dios los elementos.

Y nació la luna bella
de un (…) sagrado
nació la más elevada
brillante como centella.
(…) las estrellas
le forman un tribunal
como palacio e’ cristal
todas ellas van girando
primeramente alumbrando
la tierra y después del mar.

Júpiter, Saturno y (…)
y el cielo de astronomía
todos corren por […]
que el Señor las separó.
Él muy bien la dedicó
con su divino talento
(…) corre el viento
y girando sin recelo
por las alturas del cielo
con su divino talento.

Al fin hizo las estrellas
vientos, nubes y arrebol
hizo la luna y el sol
rayos, truenos y centellas.
Y formó la luna bella
el Hacedor Celestial
hizo al hombre racional
a todo muy inteligente
y los hizo inteligentes
con espíritu mortal.

***